31 de agosto de 2007

Videos en la Blog de la AMP

Gracias a Blogger, podremos a partir de ahora incluir videos en nuestro Blog, como anticipo tenemos las imagenes del Septimo Forum des Psy.



http://www.forumpsy.org/

VIth CONGRESS of the NLS







---------------------------------------------------------------------------
VIth CONGRESS of the NLS
Ghent 15-16 march 2008

---------------------------------------------------------------------------



ARGUMENT
The title of our congress, The Body and its Objects in the Psychoanalytic Clinic puts us on the path of the WAP Congress which will take place in Buenos-Aires one month after, on The Objects a in the Analytic Experience .

The choice to broach the question of the object a from the angle of the body leads us to take for the point of departure of our research a particular moment in Lacan s teaching: Seminar X, L angoisse,[1] in which the object a is described as a pure corporeal deduction. [2] However, as J.-A. Miller underlines, the substantial character of the five objects distinguished by Lacan, the breast, faeces, the gaze, the voice and the phallus ought not to blind us to the fact that, fundamentally, these natural objects are a representation of a void structure, a hole. Furthermore, these objects may be easily replaced by separable objects that are artificial, and therefore cultural.

Seminar X is a cut in Lacan s teaching. The object is not conceptualised in Oedipal terms as it was in Seminar IV, La relation d objet. It is introduced as a remainder , escaping from both signifying representation and the specular image. It is a bit of the body , an object lost and separated by a cut that precedes the Other, a cut without the intervention of the symbolic. Preceding desire and law, this object is not what desire aims at, but what causes it. It is only with a second moment that the Other is introduced and the object enters into its dimension of desire, demand and love.

Lacan is thus led to present the relationship between body and object in a completely new way. From the moment he defines the object a as what there is that is most me [ ] in the exterior, not so much because I projected it as because it has been cut off of me. (X, p. 258), the traditional dualism, which opposes body and object as two symmetrical surfaces, makes way for a new topology of the body. The body is no longer a beautiful form, a unity, in the way that the mirror stage produced it. It becomes a libidinal body, the body of the erogenous zones that circumscribe the hole left by the part that is forever separated off. So it was that Lacan would also come to speak of the object a as an object off the body , by which he designates something that at once escapes and remains linked. [3]

In the aftermath of Seminar X, reference to the body would be lessened and the object a would be logified. Nevertheless, in his late teaching, when the body takes on more and more importance, Lacan returns in some way to his intuitions in Seminar X. A man is not his body, he has a body as he remarks when speaking of Joyce and of the sinthome as a body event and with this body, he gets tangled up. The schizophrenic is testament to this in the most burning fashion, the same who, according to Lacan,[4] does not manage to find a function for his organs. By the same token, he turns his body into an enigma.[5] This raises a number of questions: what is required to make a body, to be able to inhabit it, to subjectify it How does a language mark the real of the body, and what are its consequences

We would like to examine this enigma of the body and its objects, through the numerous phenomena of the body that we encounter in clinical practice: conversion and refusal of the body in hysteria, obsessions (seen as libidinal commands), fertility problems, self-harm, hypochondriac complaints, schizophrenic splitting up, inexplicable pains, anorexia, enuresis, addictions of all kinds, etc. It will be a matter of examining these phenomena and their destiny in the treatment case by case. This should allow us to revisit the classic differential clinic on the basis of the object a, and to situate the contemporary symptoms and the said mono-symptoms within subjectivity. We are in the era of the object a s rise to the zenith , and these symptoms are testament to this. Of course, we shall have to take into account the presence of the body in the analysand s discourse, [6] as well as the analyst s role as multifunctional object.

Something new for this Congress is to propose that we start off from the same list of references, so as to form a common basis for the work. This bibliography, consultable on the site www.amp-nls.org , is expressly limited. It gives theoretical and clinical markers to invite each participant to an elaboration, starting off from common axes.

Anne Lysy-Stevens
(Translated from the French by Adrian Price)

[1] J. Lacan, Le S魩naire, Livre X, L angoisse, Paris, Seuil, 2004, fourth part entitled Les cinq formes de’l objet petit a .

[2] J.-A. Miller, Introduction ࠬa lecture du S魩naire de L angoisse de Jacques Lacan , in La cause freudienne, 58, pp. 61-100 and La cause freudienne, 59, pp. 67-103.

[3] J.-A. Miller, L invention psychotique , in Quarto 80/81, p. 8.

[4] J. Lacan, L 鴯urdit , in Autres 飲its, Paris, Seuil, 2001, p. 474.

[5] J.-A. Miller, L invention psychotique , Op. cit., p. 6.

[6] J.-A. Miller, AMP 2008. Les objets a dans l exp鲩ence analytique , Lettre mensuelle de l ECF, 252, November 2006, pp. 8-12.

BIBLIOGRAPHY
J.Lacan, Le S魩naire Livre X, L angoisse, Seuil, Paris, 2004, 4e partie, pp. 247-390. (Not translated)
J.-A.Miller :

AMP 2008. Les objets a dans l exp鲩ence analytique , Lettre mensuelle de l ECF, 252, nov. 2006, pp. 8-12. (English Tr: Lacanian Compass 9, http://www.lacan.com/LacanianCompass9miller.htm )
Introduction ࠬa lecture du S魩naire de L angoisse de Jacques Lacan , Cause freudienne 58, pp. 61-100 et Cause freudienne 59, pp. 67-103. (Lacanian Ink 26)
Biologie lacanienne et 鶩nement de corps , Cause freudienne, 44, pp. 7-59. (Lacanian Ink 18)
L invention psychotique , Quarto, 80/81, pp. 6-13.
Conversation sur les embrouilles du corps (pr飩d饠des cas de la Section clinique de Bordeaux), in Ornicar 50, 2003, pp. 227-291. (Not translated)

E.Laurent, Autisme et psychose : poursuite d un dialogue avec Robert et Rosine Lefort , Cause freudienne, 66, pp. 105-118. (Not translated)

INTERCARTEL Towards Ghent
The members of the NLS and those who participate in the activities of the Societies and of the affiliated and associated Groups, as well as the participants in the work of the Freudian Field in Eastern Europe, are invited to constitute cartels for the preparation of the next congress of the NLS The body and its objects in the psychoanalytic clinic that will take place on March 15 and 16, 2008, in Ghent (Belgium).
The cartels must first be declared to the secretariat of the NLS before September 15, 2007. Then, the first cartel products, in the form of clinical vignettes (3200 signs), must be sent before November 10 to the secretariat, which will distribute them among the different cartels for a first electronic intercartel in December. According to modalities to be determined, and the wishes of the participants, some of this new work will find its place within the framework of the Congress.
The declarations can be sent to the following address: cartels@amp-nls.org .
You can find hereby a specific registration form.


--------------------------------------------------------------------------------
Association Mondiale de Psychanalyse
www.wapol.org
Nouvelle ɣole de Psychanalyse New Lacanian School
www.amp-nls.org

--------------------------------------------------------------------------------
--------------------------------------------------------------------------------


VIth CONGRESS of the NLS
Ghent – 15-16 march 2008
ARGUMENT
The title of our congress, ‘The Body and its Objects in the
Psychoanalytic Clinic’ puts us on the path of the WAP Congress which
will take place in Buenos-Aires one month after, on ‘The Objects a
in the Analytic Experience’.

The choice to broach the question of the object a from the angle of
the body leads us to take for the point of departure of our research
a particular moment in Lacan’s teaching: Seminar X, L’angoisse,[1]
in which the object a is described as a ‘pure corporeal
deduction.’[2] However, as J.-A. Miller underlines, the substantial
character of the five objects distinguished by Lacan, the breast,
faeces, the gaze, the voice and the phallus – ought not to blind us
to the fact that, fundamentally, these ‘natural’ objects are a
representation of a void structure, a hole. Furthermore, these
objects may be easily replaced by separable objects that are
artificial, and therefore cultural.

Seminar X is a cut in Lacan’s teaching. The object is not
conceptualised in Oedipal terms as it was in Seminar IV, La relation
d’objet. It is introduced as a ‘remainder’, escaping from both
signifying representation and the specular image. It is a ‘bit of
the body’, an object lost and separated by a cut that precedes the
Other, a cut without the intervention of the symbolic. Preceding
desire and law, this object is not what desire aims at, but what
causes it. It is only with a second moment that the Other is
introduced and the object enters into its dimension of desire, demand
and love.

Lacan is thus led to present the relationship between body and object
in a completely new way. From the moment he defines the object a as
‘what there is that is most me […] in the exterior, not so much
because I projected it as because it has been cut off of me.’ (X, p.
258), the traditional dualism, which opposes body and object as two
symmetrical surfaces, makes way for a new topology of the body. The
body is no longer a beautiful form, a unity, in the way that the
‘mirror stage’ produced it. It becomes a libidinal body, the body
of the ‘erogenous zones’ that circumscribe the hole left by the
part that is forever separated off. So it was that Lacan would also
come to speak of the object a as an object ‘off the body’, by
which he designates something that at once ‘escapes and remains
linked.’[3]

In the aftermath of Seminar X, reference to the body would be
lessened and the object a would be logified. Nevertheless, in his
late teaching, when the body takes on more and more importance, Lacan
returns in some way to his intuitions in Seminar X. A man is not his
body, he has a body – as he remarks when speaking of Joyce and of
the ‘sinthome’ as a ‘body event’ – and with this body, he
gets tangled up. The schizophrenic is testament to this in the most
burning fashion, the same who, according to Lacan,[4] does not
manage to find a function for his organs. By the same token, he turns
his body into an enigma.[5] This raises a number of questions: what
is required to make a body, to be able to inhabit it, to subjectify
it How does a language mark the real of the body, and what are its
consequences

We would like to examine this enigma of the body and its objects,
through the numerous phenomena of the body that we encounter in
clinical practice: conversion and refusal of the body in hysteria,
obsessions (seen as libidinal commands), fertility problems, self-
harm, hypochondriac complaints, schizophrenic splitting up,
inexplicable pains, anorexia, enuresis, addictions of all kinds, etc.
It will be a matter of examining these phenomena and their destiny in
the treatment case by case. This should allow us to revisit the
classic differential clinic on the basis of the object a, and to
situate the contemporary symptoms and the said mono-symptoms within
subjectivity. We are in the era of ‘the object a’s rise to the
zenith’, and these symptoms are testament to this. Of course, we
shall have to take into account the ‘presence of the body in the
analysand’s discourse,’[6] as well as the analyst’s role as
‘multifunctional object.’

Something new for this Congress is to propose that we start off from
the same list of references, so as to form a common basis for the
work. This bibliography, consultable on the site www.amp-nls.org , is
expressly limited. It gives theoretical and clinical markers to
invite each participant to an elaboration, starting off from common
axes.

Anne Lysy-Stevens
(Translated from the French by Adrian Price)

[1] J. Lacan, Le Séminaire, Livre X, L’angoisse, Paris, Seuil,
2004, fourth part entitled ‘Les cinq formes de l’objet petit a’.

[2] J.-A. Miller, ‘Introduction à la lecture du Séminaire de
L’angoisse de Jacques Lacan’, in La cause freudienne, 58, pp.
61-100 and La cause freudienne, 59, pp. 67-103.

[3] J.-A. Miller, ‘L’invention psychotique’, in Quarto 80/81, p.
8.

[4] J. Lacan, ‘L’étourdit’, in Autres écrits, Paris, Seuil,
2001, p. 474.

[5] J.-A. Miller, ‘L’invention psychotique’, Op. cit., p. 6.

[6] J.-A. Miller, ‘AMP 2008. Les objets a dans l’expérience
analytique’, Lettre mensuelle de l’ECF, 252, November 2006, pp.
8-12.
BIBLIOGRAPHY
J.Lacan, Le Séminaire Livre X, L’angoisse, Seuil, Paris, 2004, 4e
partie, pp. 247-390. (Not translated)
J.-A.Miller :
« AMP 2008. Les objets a dans l’expérience analytique », Lettre
mensuelle de l’ECF, 252, nov. 2006, pp. 8-12. (English Tr: Lacanian
Compass 9, http://www.lacan.com/LacanianCompass9miller.htm )
« Introduction à la lecture du Séminaire de L’angoisse de Jacques
Lacan », Cause freudienne 58, pp. 61-100 et Cause freudienne 59, pp.
67-103. (Lacanian Ink 26)
« Biologie lacanienne et événement de corps », Cause freudienne,
44, pp. 7-59. (Lacanian Ink 18)
« L’invention psychotique », Quarto, 80/81, pp. 6-13.
« Conversation sur les embrouilles du corps » (précédée des cas
de la Section clinique de Bordeaux), in Ornicar 50, 2003, pp.
227-291. (Not translated)
E.Laurent, « Autisme et psychose : poursuite d’un dialogue avec
Robert et Rosine Lefort », Cause freudienne, 66, pp. 105-118. (Not
translated)

INTERCARTEL “Towards Ghent”
The members of the NLS and those who participate in the activities of
the Societies and of the affiliated and associated Groups, as well as
the participants in the work of the Freudian Field in Eastern Europe,
are invited to constitute cartels for the preparation of the next
congress of the NLS “ The body and its objects in the psychoanalytic
clinic” that will take place on March 15 and 16, 2008, in Ghent
(Belgium).
The cartels must first be declared to the secretariat of the NLS
before September 15, 2007. Then, the first cartel products, in the
form of clinical vignettes (3200 signs), must be sent before November
10 to the secretariat, which will distribute them among the different
cartels for a first electronic intercartel in December. According to
modalities to be determined, and the wishes of the participants, some
of this new work will find its place within the framework of the
Congress.
The declarations can be sent to the following address: cartels@amp-
nls.org .
You can find hereby a specific registration form.
Association Mondiale de Psychanalyse
www.wapol.org
Nouvelle École de Psychanalyse — New Lacanian School
www.amp-nls.org


GIЭP, NLS, Israel - Deseo del analista


El deseo del analista, objeto de una alienación constituyente

Perla Miglin

Lectura del último capitulo del Seminario de Los Cuatro Conceptos, Libro 11 con la primera parte del Seminario de la Angustia.

Esta expresión que elegí en el titulo y a la que confío, debo hacerme a ella, de pronto expresa esto que : "El Seminario de La angustia apunta a un estatuto del objeto, anterior a la ley y al deseo, anterior la elucubración de la conjunción de la identidad de ley y del deseo...()...se trata de acceder a un estatuto del objeto anterior al deseo, al objeto del deseo y anterior a la ley, a su simbolización fálica, anterior la constitución de la función paterna" 1

Alienación constituyente, así como angustia constituyente.
Es también otra manera de plantear esto que nos acaba de transmitir Philippe La Sagna, que "las religiones del libro son tres, que el primer libro es aquel de un pueblo que no ha elegido la vía religiosa, sino que ha inventado por lo contrario, la idea que la identidad no es un don hereditario sino alguna cosa a adquirir, por una puesta en cuestión, un devenir y sobre todo un saber, un arte de leer"2

Al capitulo 20 del seminario 11 lo alojan un pareja de significantes, "en ti mas que tu" y "queda por concluir". La apertura es
"Te amo, pero porque, inexplicablemente, amo en ti algo
Mas que tu-el objeto a minúscula te mutilo".

Al tiempo de concluir Lacan se refiere al hecho de que este anio hablo frente a un público de composición diferente al que seguía su ensenianza, pues debió suspender "el paso que pensaba dar en lo que respecta a los Nombres del Padre". Comparte el hecho” que este anio que concluye en otro lugar y que estas circunstancias le presentifican y a la vez le permiten dar cuenta de una de las nociones fundamentales: la dystychia".

¿Qué es esta noción fundamental? y como decir de ella valiéndonos de tyche y automaton. J.A. Miller, en el transcurso de cuatro intervenciones, que dedico como parte de un seminario que tuvo como base el trabajo de un cartel, el "Acerca del Gide de Lacan" planteo lo siguiente:
...Concluiré esta relación con el lugar remarcable que Lacan le otorga a la función del encuentro en este análisis clínico-el mal encuentro, el buen encuentro, la persona que debe ser, la persona que no debe ser, eso hace la diferencia (...) Desciframos eventualmente, a partir del automaton y de la tyche, esta repetición y este encuentro, pero podemos conservar su fuerza sin extinguirla rápidamente en lo ya conocido. Me pareció que esto, en si mismo, tiene la posibilidad de precisiones practicas suficientes, de suerte que para una de las jornadas espaniolas propuse como titulo "Encuentro y repetición en la neurosis y en la psicosis", no podemos dejar de sorprendernos de la importancia mayor que Lacan le daba a estas funciones. Miller agrega-

"seguramente se puede decir, que Lacan ira mas allá al considerar la maldad básica del encuentro, pero creo que hay mas cosas que decir al respecto".3

La pregunta por el orden de verdad que genera nuestra praxis se hace relevante ahí donde la dirección de la cura, desanuda la palabra del saber y la anuda al goce.
¿Sorprende reconocer con nitidez el obstáculo con el cual se confronta el analista desarmado del saber, "que me autoriza"? La formación del analista atanie al nudo de la palabra y del goce. El orden de verdad que genera nuestra praxis es otro modo de referirse por ejemplo, a la pregunta que Freud le hace a Dora, cuando ella se dirige a el por consejo de su padre, a fin de describirle la ensortijada en la que su padre, según ella, la enredo. Freud porque le cree puede preguntarle con incredulidad algo así como ¿"que parte tienes tu en esa concatenación de hechos"? La pregunta de la rectificación subjetiva, anticipa el recurso a la topología, aunque rect-ificación suena aun como del genero eterno de la geometría euclidiana*- ella corresponde sin embargo a un nuevo genero como el que encarna la pregunta por el orden de verdad que genera nuestra praxis. Que partes tienes tú, convoca la parte que hay en ti.

Si nos adentramos en el capitulo, Lacan nos da formulas para que nos sirven de puntos de referencia, las tomamos. La transferencia es aquello que de la pulsión aparta la demanda, el deseo del analista es aquello que la vuelve llevar a la pulsión. Y por esta vía aísla el objeto, lo sitúa a la mayor distancia posible del I, que el analista es llamado a encarnar".

Desde el Seminario de la angustia " la pulsión (S/◊ D) que debe leerse, S/tachado, corte de D demanda...esto es así en la medida en que el fantasma (S/◊a) se presenta de una forma privilegiada en el neurótico como (S/◊ D)"4


"...El punto del ideal del yo es el punto desde el cual el sujeto se vera, según dicen como visto por el otro-esto le permitirá sostenerse en una situación dual satisfactoria para el desde el punto de vista de amor. Como espejismo, el amor tiene esencia de enganio. Se sitúa en el campo instituido por la referencia al placer (...) I mayúscula que esta en el Otro, desde donde el Otro me ve tal como me gusta que me vean. Ahora bien, justo en este punto de convergencia hacia el cual el análisis es empujado por la faz engañosa que encierra la transferencia, se produce un encuentro que es una paradoja-el descubrimiento del analista. Este descubrimiento solo puede entenderse nos- dice Lacan en otro nivel, que el de l faz del enganio, puede entenderse en el nivel donde situamos la relación de la alienación (...) el analizado le dice a su interlocutor el analista –Te amo, pero porque inexplicablemente amo en ti algo mas que tu, el objeto a minúscula, te mutilo..."

Otra versión de la línea de apertura que anote, con la que Lacan encabeza el ultimo capitulo del Seminario XI, la encontramos en el seminario de la Angustia, a continuación de plantear que el discurso de la angustia no puede mantenerse alejado por mas tiempo del problema del deseo del analista.
"...aunque el yo sea el lugar de la senial no es para el yo para el que se da esta senial. Es muy evidente. Si se enciende en el yo, es para que el sujeto sea advertido de algo, a saber, de un deseo, o sea de una demanda que no concierne a ninguna necesidad, que no concierne a nada mas que ha mi propio ser, es decir que me pone en cuestión. Digamos que me anula. En principio, no se dirige a mi en cuanto presente, se dirige a mi, si ustedes quieren, como esperando y, mucho mas todavía, como perdido. Solicita mi perdida para que el Otro se encuentre en ella. Es esto la angustia. 5

El deseo en posición de objeto.

El tema de los objetos a en la experiencia analítica, nos permite desplegar "la fuerza de la articulación de la repetición y del encuentro" en los diferentes casos clínicos. Tomando en cuenta que “...se trata de la relación entre menos phi y la constitución del a minúscula. Por un lado la reserva inasible imaginariamente aunque este ligada a un órgano, por otra parte el a, que es ese resto ese residuo, ese objeto cuyo estatuto escapa al estatuto del objeto derivado de la imagen especular, es decir a las leyes de la estética trascendental...Se trata de instituir otro modo de imaginarización (..).en el que se defina este objeto".6 El hecho que Lacan abre el seminario de la angustia diciendo que la estructura de la angustia es la misma a la estructura esencial del fantasma, no es sin vinculo a "aquella clase de deseo que se manifiesta en la interpretación, cuya forma mas ejemplar y enigmática es la incidencia del analista en la cura"7, no es sin vinculo a la presencia inédita, del a, el objeto en la función que cumple en el fantasma 8. Durante el curso XV, del 3/4/02 Miller nos participo de un trozo inédito por lo irreconocible de la ensenianza de Lacan que corresponde al Seminario del Acto analítico, "Le desir de l`analyste, il est impossible de le tirer d`ailleurs que du fantasme du psychanalyste. C`est de ce qu`il y a de plus opaque, de plus ferme, de plus autiste dans sa parole que vient le choc d`ou se degele chez l`analysant la parole".
Interpreto que aquello que Miller reflexiono durante la jornada de Gide diciendo que Lacan fue mas allá al considerar la maldad básica del encuentro, va con lo que nos dice, en seguida a continuación, a esta proposición de Lacan del Acto analítico, "es sin duda única –a verificar- y que parece dar un escala para medir la transformación de la técnica analítica misma, pues es el inverso de una un practica, que se ordenaría de una realidad como desexualizada o especulando sobre la coincidencia sentimental.9
De aquí parece surgir ese otro modo de imaginarización que define el objeto que escapa a la imagen especular, residuo no invertible, ni tampoco significable en el registro articulado10 que el tema del próximo Congreso en BS AS nos permite desplegar.


Notas,
1-J.A. Miller, La angustia lacaniana. Pág., 67, 68
2-Philippe La Sagna- La Lettre en ligne N39-Juillet 2007
3-J.A. Miller- Acerca del Gide de Lacan, Malentendido, Pág. 7,66
* expresión que surge del contexto de lo expuesto por J.A. Miller en el curso del 6 de junio 2007
4- -J. Lacan Seminario Libro X- cap 5, Lo Que Engania Pág. 77, apartado 3
5- J. Lacan- idem Cap. XI- Puntuaciones sobre el deseo, apartado 3, Pág. 167
6-J. Lacan- ídem Cap. 3 Del cosmos al Unheimlichkeit, apartado 3, Pág. 50
7- J. Lacan-idem Cap. 4, Mas allá de la Angustia de Castración, apartado3, Pág. 65
8- J. Lacan- ídem Cap. 4, Mas allá de la Angustia de Castración, apartado3, Pág. 55
9- J.A. Miller-Orientacion lacanienne III, 4-cours n 15 3/04/02
10- J. Lacan-ídem Cap. 5, Lo Que Engania Pág. 78, apartado 3

Bibliografía, Francois Rabelais, Le probleme de l` incroyance, La Religion de Rabelais (1942)
Soren Kierkegaard, Las Obras del Amor. En particular los capítulos de la segunda parte.

GIЭP, NLS, Israel

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

29 de agosto de 2007

Entrevista a Judith Miller en BH (Audio)




Entrevista radial a Judith Miller ( audio - fragmento)

clikear aquí:

audio mp3 http://www.savefile.com/files/1011493

Un Obstáculo en lo Social

En el marco del III Encuentro Americano que tuvo lugar los primeros días de agosto le propusimos una entrevista a Judith Miller , quien participó también de su contrapartida europea ,el Encuentro Pipol realizado unas semanas antes .
Nuestro interés en plantearle algunas preguntas se dirigía especialmente a verificar los puntos de coincidencia y de divergencia respecto de la verdad que los trabajos presentados en cada uno de ellos habían podido verificar.
Desde cierto punto de vista en ambos Encuentros el objetivo fue similar Se trataba de sostener la pregunta por la terapéutica psicoanalítica como corte respecto a los usos terapéuticos de otras corrientes poniendo la lupa sobre la posición del analista.
Esta puede ser entendida en dos vertientes . Por un lado es posible interrogar si esta es posible en diversos contextos , sin modificar sus principios directivos . Pero también ,y casi diría, fundamentalmente , si es posible para el analista de hoy , que vive en una actualidad del archivo todo-memoria, responder a la fórmula lacaniana de que” lo que debe saber el analista es olvidar lo que sabe “
Dicho de otra manera , si está a la altura de ubicarse frente al caso por caso desde un punto que no es un grado cero del deseo sino ,desde el silencio de la pulsión , de un deseo de la pura diferencia en la diversidad .
La variedad de la práctica es , en palabras de Judith Miller , “...una investigación sobre el esfuerzo por ubicar cómo , en cada tratamiento el analista se ubica frente a un nuevo caso ..con su saber que es producto de una formación sólida que le permite acoger lo particular del nuevo caso ..”
Es aquí que Judith Miller registra , con esmerada precisión ,que las dificultades no son las mismas a un lado y otro del Atlántico.
El abanico de casos que tiene acceso al psicoanálisis es más limitado en Europa que en las escuelas latinoamericanas , al menos en la Argentina , para la cual ya es un lugar común que el psicoanálísis tiene un amplia repercusión e incorporación en la cultura como respuesta al malestar subjetivo.
Para Europa la puesta en marcha de los CPCT , al reducir el filtro de lo social ,implica abrir el espectro de la casuística de modo notable .
Será importante entonces para los americanos hacer un uso cuidadoso de esa transferencia generalizada a lo psi .
Vera Gorali y Clarisa Kicillof

27 de agosto de 2007

Ordenes de Hierro - Mario Elkin Ramirez




Una de las nuevas y decisivas envolturas formales de los síntomas sociales son las órdenes de hierro. Nos ocupamos aquí del análisis de la estructura subjetiva que las subyace. Entendemos por órdenes de hierro: el sicariato, las bandas, los grupos de la llamada “limpieza social”, y la guerra irregular de guerrillas y paramilitares, avocada a crímenes de lesa humanidad. Se trata del encuentro con algo que no es simbolizable o imaginable y que, por tanto, designamos, con Lacan, como un real, esto es, como algo por fuera del lenguaje y de los imaginarios sociales.

Una de las características de la sociedad contemporánea es la tendencia a declinación del Nombre del Padre, hacia su forclusión, verificada en la familia, el Estado, la Iglesia y los entes que antes representaban un anudamiento del deseo a la ley. Pero, esta exclusión radical del Nombre del Padre en lo simbólico, hace que retorne de modo catastrófico desde lo real, en lo social, dando lugar a estas órdenes que pretenden imponer un orden férreo y cruel, bajo la forma de jerarquías implacables, códigos draconianos, leyes inflexibles, estas órdenes de hierro se han colocado todas al servicio de la muerte.

El retorno desde lo real del Nombre del Padre no sólo acontece a partir del inclemente totalitarismo de estos grupos, sino también desde la nostalgia, en la mentalidad occidental, de un padre severo que restaure el orden perdido; lo cual ha permitido la base social de aceptación, o de anuencia, de los totalitarismos de Estado. Todo esto es posible porque hay un sustrato subjetivo esencial: en el corazón del ser del sujeto habita la pulsión de muerte, la tendencia al goce mortífero.
Pero, más que su satanización, corresponde a los psicoanalistas y a los intelectuales asumir su existencia esencial de este síntoma social y contribuir a elucidación de un saber hacer con él, para encontrarle vías sociales y culturales para su sublimación, límite o tratamiento, que sean menos apocalípticas que las que estas órdenes de hierro pretenden instaurar.

Fundamentos de la clínica analítica. Germán García





En contratapa, fragmento extraído de la clase del 13 de diciembre de 1986

Un grupo que estudia tiene que utilizar lo que Lacan llama el discurso universitario, tiene que poner el saber como agente y utilizar una regla de demostración. (...) Aquí lo han convertido en un insulto, no sé por qué. Para Lacan no es un insulto. Se llama universitario porque se supone que es el discurso que la universidad debería practicar. (...)
Si pongo como agente el saber, supongo que el que escucha es el objeto a, entendido como el objeto causa del deseo. (...)
En el discurso analítico no sólo que no hay uno que charlatanea, como yo aquí, sino que el agente, en el discurso analítico es el silencio. El silencio, lo cual provoca esa división particular de quien está hablando, que es la asociación libre, que hace aparecer, como dice Freud, cosas desagradables para uno.
El agente no es un saber, el agente es un silencio; digamos, un analista vale más por su silencio que por su palabra, el que enseña sólo vale por lo que dice.
Entonces, esta confusión que explotan algunos analistas, entre la escena analítica y la escena de enseñanza, hay que cortarla de raíz. El que enseña tiene que saber de qué habla.

Mediodicho


The Pass in USA





The Members of the World Association of Psychoanalysis in the United States are pleased to announce the first Testimonies of the Pass by an Analyst of the School to be presented
in the United States in Miami and New York
.



Mauricio Tarrab, M.D.

Analyst of the School (A.E.)
Psychoanalyst, Member of the Escuela de Orientacion Lacaniana



Mauricio Tarrab, M.D., is an Argentinean Psychoanalyst. He is a member of the EOL and was secretary of the WAP (World Association of Psychoanalysis) from 2002 to 2006. He received the nomination of A.E. in 2006.
You can read his first testimony And the Blowing Turned out to be a Sign in the web pages of the WAP: http://www.wapol.org/en/elpase/Template.asp
the fact that the signifier marks the body and that it is a cause of jouissance.

New York Freud Lacan Analytic Group (NYFLAG)
The Pass: A Testimony of the End of an Analysis
Presentation by Mauricio Tarrab

Co-sponsored by Professor Maire Jaanus of the English Department of Barnard College
Date: September 5, 2007, 8 pm Place: Barnard College Barnard Hall, Room 409,
117th St. and Broadway, New York City Cost: $ 15.00; Students $ 5.00
For more information: nyflag@yahoo.ca


Nueva Escuela Lacaniana--Miami Site
Testimony of the Pass
and
"The fugue of the meaning and the psychoanalytic
practice?"
Presentation by Mauricio Tarrab

He will take the subject of the meaning and out of meaning in the analytic experience, in the dimension of psychoanalysis pure and
applied.

Date: Saturday, September 8, 2007, 9 am to 1 pm
Place: 1915 Brickell Avenue
Clubhouse
Miami, Fl 33129
For more information: 305-461-0999 and Nelflorida@aol.com

25 de agosto de 2007

a, el boletín de la NEL hacia el Congreso de la AMP





El boletín de l a NEL hacia el Congreso de la AMP


Buenos Aires, 21 al 25 de abril del 2008

Los objetos a
en la experiencia an alítica

Boletín semanal

No. 1
Agosto 23 del 2007

Modera dor: Juan Fernando Pérez

Consultores: Leonardo Gorostiza
María Hortensia Cárdenas

Todos los integrantes de las Sedes, Delegaciones y Grupo de la NEL están invitados a participar en este boletín con sus comentarios, notas y textos en torno al tema del congreso


a, el boletín de la NEL h aci a el Congreso de l a AMP


En este número

* Editorial
* Informaciones del congreso
* Reseña del seminario "El objeto a, formas, modalidades y avatares" de Enric Berenguer. Astrid Álvarez de la Roche
* Bibliografía razonada 1. Christine Le Boulengé
* Bibliografía razonada 2. Dominique Miller


Editorial

Iniciamos con este número la circulación del boletín a. Tendrá una periodicidad semanal a través de NEL-Debates y está orientado hacia el examen y la discusión entre los integrantes de la Escuela de todo lo relativo al tema del VI Congreso de la AMP, "Los objetos a en la experiencia analítica". a espera contribuir especialmente al esclarecimiento de las tesis y planteamientos que los miembros de la NEL presentarán en Buenos Aires en abril del 2008.

Un fenómeno se propaga hoy en el mundo de los analistas, el cual no es enteramente nuevo allí: ante la recuperación cínica del objeto a, fenómeno que se amplía en la época, crece la tendencia a transformar el psicoanálisis en un discurso moralizante, confundiendo así la crítica y el análisis con la nostalgia y con la defensa de ideales comunes.

Es claro que en la época del Otro que no existe, hay una tentación, de la cual los analistas –aun en la orientación lacaniana– no estamos exentos: hacer de la moralización de las conductas finalmente el sentido del examen de la contemporaneidad y definir, por ejemplo, todo jolgorio juvenil, todo modo de goce festivo, como un signo de mera decadencia, llegando incluso desde allí a orientar las curas.

Diversos analistas de la AMP han llamado la atención sobre la desviación que así tiende a producirse en el psicoanálisis, y destacan cómo frente a la época, el analista no se halla ubicado contra el goce, contra la fiesta, contra el hedonismo. Lo está contra la identificación del sujeto con el objeto de desecho al que le conducen las formas contemporáneas de recuperación del objeto a. Es esa identificación lo que se promueve con el ideal contemporáneo que Fabián Naparstek (EOL) ha llamado "la fiesta interminable", ante la cual el analista lacaniano propondría mejor la "fiesta inolvidable", según la oportuna expresión propuesta por Adrián Scheinkestel (EOL), para situar así la diferencia entre el discurso analítico y la moralización.

La oposición entre la fiesta inolvidable y la fiesta interminable muestra bien que el psicoanálisis reconoce la conexión entre el goce y el deseo, también que la defensa de los ideales en las costumbres no está en el horizonte de su discurso, y por tanto tampoco de su ética, y que las curas lacanianas se orientan bajo la perspectiva que señala esa diferencia.

Y al respecto E. Laurent en su Apuestas del Congreso 2008 ha indicado con justeza: "Un psicoanalista no puede admitir [el] término de hedonismo contemporáneo pues el hedonismo es un sueño: éste supondría una medida posible de las relaciones del sujeto con su goce. Los límites de esta relación pueden situarse en dos vertientes. La primera es la del amor, que prefiere la nada a la satisfacción. (…) La segunda vertiente del límite del así llamado hedonismo, es el goce más allá del principio del placer que indica el horizonte de la pulsión de muerte." Y ha de recordarse allí que para el analista la muerte es un falso límite ante toda forma de hedonismo.

Corresponde entonces al analista establecer cómo si bien una cierta recuperación del objeto a promueve la autodestrucción a través de la producción de síntomas propios de la época, suscitando así, por ejemplo, el florecimiento y diversificación de las adicciones (desde las adicciones a sustancias diversas hasta la adicción al juego de casinos o a los quirófanos), también en esa recuperación se producen hoy diversas formas del vínculo social al inscribirse allí al mismo tiempo, sea el caso, el aparato electrónico portátil, asunto éste que por igual el analista está obligado a entender. No le resultaría posible reducir, verbo y gracia, el uso intensivo de objetos tales, a la mera condición de nuevas formas de fetichismo, de adicción o de "autismo", aun si allí ciertamente éstos se producen, y ha de recordarse que el objeto a, con su goce autista, conforma el síntoma, y con él la posibilidad de un enlace cierto con el Otro. Con Miller podría decirse, como lo señala en su texto de Roma para presentar el tema del congreso de Buenos Aires, que "s in duda estos objetos responden a una estructura común, estructura de borde, estructura de acodo, [y que] en el Seminario La angustia , estas estructuras están enraizadas en el cuerpo."

La experiencia analítica, cuando en efecto lo es, implica la elucidación de la función del objeto a, definir cómo éste interviene en el síntoma, en la transferencia, cómo orienta al analista su acto, hacia dónde le es posible dirigir una cura. Testimoniar y debatir cómo trabaja con ello cada analista de la AMP es aquello a lo que el congreso invita.

Jacques-Alain Miller señaló una "biblioteca" lacaniana para apoyar el examen que en el congreso de Buenos Aires se espera emprender, para aclarar cómo Lacan efectuó l a edificación de una lógica propia del objeto a; pero en particular destacó en ella el seminario X, La angustia, como texto de base para ese examen . En este número de a , como en los próximos, se divulga el trabajo que ya diversos analistas de la AMP han realizado al razonar esa "biblioteca" y cuáles han sido las claves que han propuesto para el abordaje de las múltiples variables que comportan los objetos a. Con la difusión de textos de este tipo, a quiere promover la producción de la NEL hacia el congreso de Buenos Aires.

a espera contribuir entonces a la discusión de lo que propone el VI Congreso. En el boletín aparecerán generalmente textos breves, por lo cual invitamos a los integrantes de la Escuela a enviar sus textos cortos, preguntas, y notas sobre el tema del congreso para que sean considerados por nuestra comunidad. Se difundirán aquí informaciones y comentarios puntuales (podrían ser de solo 5 renglones) de los integrantes de la Escuela, los cuales pueden ser enviados a la dirección del moderador: mailto:juperez@une.net.co.

Los invitamos a todos a participar desde ya en el congreso a través de a.

Juan Fernando Pérez


____________________________





Informaciones del congreso


• Jornada clínica del congreso

Se invita a todos los miembros de la AMP que lo deseen, a enviar un caso para la Jornada Clínica del congreso en el cual se ponga de relevancia algún aspecto del "objeto a" en la experiencia analítica.
La jornada contará con 12 mesas distribuidas entre la mañana y la tarde y pondrá a discusión 48 trabajos. Entre los textos recibidos, el comité de acción de la Escuela Una hará una selección que permita favorecer las conversaciones.
Los casos deberán ser enviados a la secretaría del congreso amp2008.congreso@gmail.com con copia a Adriana Rubistein arubist@fibertel.com.ar antes del 20 de octubre de 2007, con una extensión máxima de 9000 caracteres con espacios. (De la Comisión Organizadora del VI°)

• Participantes. Si bien el Congreso de la AMP está restringido a los miembros de la asociación, todos los integrantes y amigos de la NEL están invitados a informarse sobre la preparación, desarrollo y conclusiones del certamen y a enviar a este boletín sus comentarios y textos relativos al evento.

• Web de la AMP. El Congreso tiene una página web, permanentemente actualizada, donde podrán encontrarse textos e informaciones del congreso. Su dirección es: http://www.amp2008.com/es/template.asp. Desde allí se podrán obtener textos, informaciones y posibilidades relativas al congreso. En esta web, en "Destacados", se encuentran "Los objetos a en la experiencia analítica de Jacques-Alain Miller y "Apuestas del Congreso 2008", conferencia de Eric Laurent.

• Comité de Acción de la Escuela Una-AMP y Papers

El comité de acción de la Escuela Una-AMP, conformado por Carmelo Licitra Rosa, Catherine Lazarus-Matet, Diana Wolodarsky, Sérgio Laia y Vicente Palomera difunde en la web de la AMP y en las listas de las Escuelas, el boletín Papers, versión 2006-2008.
El No. 1 de febrero del 2007 contiene los siguientes textos:
- Notas introductorias al estudio del objeto a eel seminario X, de Carmelo Licitra Rosa
- Cuatro registros del objeto a. Un itinerario de trabajo, de Sérgio Laia
- La naturaleza del objeto a, de Diana Wolodarsky
- Una voz que sonoriza la mirada, de Vicente Palomera.
- Bordados alrededor del ojo, de Catherine Lazarus-Matet

• Scilicet del VI Congreso

El comité de acción ha ayudado a la constitución del volumen Scilicet para el congreso. L as comisiones de lectura del volumen ya han entregado los textos, los cuales fueron remitidos a los responsables de las comisiones de traducción. Actualmente se procede a la traducción de los textos al francés, portugués, italiano y español.

• Inscripción
Ya está abierta la inscripción a todos los miembros de las Escuelas de la AMP interesados en participar del congreso.
La inscripción temprana es hasta el 3 de enero de 2008 y su valor, como es tradicional, es de 400 euros para AMP-Europa y 400 dólares para AMP-América.
A partir del 4 de enero de 2008 el costo ascenderá a 450 euros/dólares respectivamente.
Las inscripciones de los participantes se realizarán en cada una de las Escuelas.

Cancelaciones
Toda solicitud de anulación de la inscripción deberá formularse por escrito a la secretaría del congreso y ser recibida en la secretaría antes del 15 de abril de 2008. En ese caso se considerará la devolución del 80% del valor de la inscripción. Este reembolso sólo se efectuará después del congreso.

Informes
En la secretaría de la Escuela correspondiente.

____________________________

Reseña del seminario "El objeto a, formas, modalidades y avatares" de Enric Berenguer

Astrid Álvarez de la Roche

Bogotá, marzo 12 y 13 de 2007

La aplicación y pertinencia clínica y social de los conceptos tratados parecía desde el comienzo lógica. Sin embargo, es la radical extracción de "lo dado" y natural lo que claramente da luz a la experiencia humana. Por eso, con capacidad de sorpresa y curiosidad, con la pregunta genuina, acompañado de cierta actitud de "dejarse enseñar", el asistente se queda, y cómodamente se hace objeto de una voz. Esto, entre otras cosas, hace posible una transmisión.
La ejemplar, amable y sencilla manera en que un docente se deja tomar por el público interesado no desdice de su experiencia, pericia, altura y precisión. Más bien, lo que aprendemos, entre varios, es que la posición del enseñante lo hace más grande y merecedor de respeto cuanto mejor logrado haya sido su tránsito por caminos de trabajo académico, de formación en la experiencia psicoanalítica, dispuesto por el renovado y orientado deseo que le permite orientar su práctica en virtud del sujeto del inconsciente y lo real.
La formación en el marco de una escuela e instituto de la AMP, desde su intención y extensión, conviene con aspectos que compartimos con aquellos recibidos e impartidos en nuestras universidades, establecimientos de educación y espacios personales o institucionales en que el énfasis se da sobre un campo de pedagogía. Sin embargo, la experiencia de este seminario nos hace constatar y reformular lo particular, fondo de todo aporte en la manera en que implementamos y nos hacemos objeto del saber.
Entonces, todo cambio cultural genuino en la ciudad, todo aprendizaje que logre tocar algo de lo particular en cada ser humano, propiciando procesos de profundo compromiso con la ética subjetiva, no dejará intocado lo que al goce, y en particular las formas, avatares y modalidades del objeto a existen. Por eso las dimensiones de la mirada, lo oral, lo anal, lo fálico, la voz –con su paradójico lazo al superyó–, están entrañadas en aquella aventura que es la constitución subjetiva, en todo lazo social, en toda solución ante la cuestión del destino dado a la vida.
____________________________

Bibliografía razonada 1

Catherine Lazarus-Matet
Christine Le Boulengé


En menos de un año se realizará el próximo Congreso de la AMP. Si su tema "Los objetos a en la experiencia analítica", nos invita a ligarnos a la experiencia, es igualmente una invitación a entrar en lo que Lacan ha tejido al hilo de numerosos años de su enseñanza para circunscribir el objeto a. El comité de acción de la Escuela Una tiene como tarea hacer vibrar este objeto en las Escuelas y la nueva rúbrica que se abre hoy sobre Ecf-debates es uno de los instrumentos de esta dinámica esperada por Eric Laurent, Delegado General de la AMP, (cf. El «Editorial» de los Papers No. 1). Ella puntuará el año por venir contribuyendo con vivos y precisos toques, a una bibliografía razonada de la vasta biblioteca que Jacques-Alain Miller evocaba en Roma en julio último (cf. La Lettre mensuelle –de la ECF–, No. 252, y la página web de la ECF y del VI Congreso AMP), centrada en la cuarta parte del Seminario La angustia, "Las cinco formas del objeto a", pero en el sinuoso hilo de la enseñanza de Lacan sobre este punto crucial, "vamos a buscar cómo hacer allí con los símbolos que nos ha dejado". Como apertura, una nota de Christine Le Boulangé pone de relieve la agudeza de la vertiente política del objeto.

Catherine Lazarus-Matet

____________________________

Un objeto negociado

El 3 de julio de 1963, en ocasión de la última clase de su seminario consagrado a la angustia, J. Lacan hace notar que el objeto anal es "el primer soporte de la subjetivación en la relación con el Otro", y que "a ese nivel lo que el sujeto tiene ya para dar es lo que él es –en tanto que lo que es no puede entrar en el mundo más que como resto, como irreductible en relación con lo que le es impuesto de la impronta simbólica".
Este estatuto de resto, de irreductible, no es sin haber hecho la prueba todo a lo largo de ese año, como testimonia en su carta del 10 de noviembre a S. Leclaire: "Prosigo allí un trabajo desde hace más de un año sostenido en las condiciones torturantes que son ahora sabida por todos". Esas condiciones "torturantes" se refieren a las exigencias de la IPA para el reconocimiento demandado pro la SFP: radiar a Lacan de la lista de los didactas, proscribir su enseñanza y controles analíticos. Se trata de nada menos que de excluir a este analista considerado como irreductible a los estándares de la IPA.
Estas "recomendaciones" de la IPA que luego se volvieron "directivas" envenenaron a la SFP hasta producir su disolución, al término de "negociar el psicoanálisis" como lo señala J. Clavreul, negociación porque se trató de comprar el reconocimiento de la IPA, y el precio fue la expulsión de Lacan –su excomunión, como lo dirá el 15 de enero de 1964, al comienzo del seminario que retoma el año siguiente comentando estos acontecimientos.
Continúa su comentario haciendo valer la "vasta dimensión cómica" de la cosa para él. Esta dimensión cómica no se refiere al registro de la excomunicación –allí estamos más bien en el dominio de las condiciones torturantes–, sino a la posición que fue la de Lacan durante dos años, saber que él era lo que se llama negociado. Porque "si la verdad del sujeto está en el objeto, por naturaleza velado –hacer surgir a este objeto es propiamente el elemento de lo cómico puro."
Lo cómico revela siempre que el falo está en el asunto, dirá Lacan más tarde: un objeto como resto, como irreductible, se volvió el objeto de una negociación.
Reencontramos la lógica de la célebre serie freudiana establecida a partir de la clínica del hombre de las ratas.
En el curso del mismo seminario, Lacan trabaja otra coyuntura donde el develamiento de su estatuto de objeto irreductible hace reír a sus interlocutores, pero no a él. Es la anécdota de Petit-Jean y de la lata de sardinas. Si esta lata de sardinas que brillaba bajo el sol no ve a Lacan, es que él no brilla, sino que hace mancha en el cuadro de esta barcaza de pobres pescadores en la que tomó su lugar.
La anécdota revela la verdad de deshecho de la lata y del sujeto Lacan, ese joven intelectual de veinte años "que no tenía otra preocupación más que bañarse en alguna práctica directa, rural, de caza, incluso marina"
Estamos aquí más bien en el registro de la ironía, el asunto no es negociable, es lo que hace que Lacan "no la encuentra demasiado graciosa".

Christine Le Boulengé
Traducción: Silvia Baudini


____________________________




Bibliografía razonada 2

Dominique Miller

Para esta segunda entrega de Bibliografía razonada, Dominique Miller comenta un pasaje del Seminario De un Otro al otro e ilustra el uso del objeto a en la relación con el Otro del perverso.
C. Lazarus-Matet

El objeto a en el Seminario XVI
(pp. 252 – 254, ed. fr.)

Partamos de la idea de Lacan ampliamente desarrollada en el Seminario XVI de que el lugar del Otro está "evacuado de goce". Se sirve de la escritura S (A tachado) para establecer toda la potencia de esto.
La perversión le ofrece una clínica propicia para ilustrarnos este mecanismo. En efecto, "el perverso es aquel que se consagra a obturar" ese agujero, a colmar al otro con el a. Y operando esta inversión ofrece al Otro el goce del que carece.
Esto es posible pues a está fuera del cuerpo, objeto desprendible. Basta para comprenderlo, buscar como lo propuso a menudo Lacan, captar la propia mirada en el espejo. Es imposible, porque el objeto mirada no es visible, Lacan define este hecho como siendo la consecuencia de "la función aislable de la mirada" No tiene consistencia. Solo se ve el ojo.
Por ello el exhibicionista puede desplazar su objeto, la mirada, imaginándolo en el lugar del Otro, cuando la jovencita grita su espanto. Busca hacer "surgir" lo que jamás se verá y que designamos castración. De este modo, se hace el instrumento del este Otro colmándolo con la imposible visión.
Lo mismo ocurre con el voyeur, pero de una manera más radical. Este, en efecto, hace la prueba de lo invisible, escrutando la desnudez de la muchachita por el agujero de la cerradura, para ofrecer al Otro este invisible y colmarlo entonces con "lo inaprensible"
Colmar al Otro, es hacerlo gozar, para hacer Uno con el Otro. Lo que Lacan traduce diciendo del perverso que, lejos de ser un ser inmoral, es "un defensor de la fe". Cree en el Otro, afirmando el goce imaginario, por el sesgo de un ritual casi religioso.
Esta concepción del objeto a en el Seminario XVI como plus de gozar nos introduce a la idea de un objeto puro semblante, sin realidad, apto para colmar el vacío de un Otro inexistente. Un objeto que no pueden los neuróticos más que soñar.

Traducción: Silvia Baudini

Nota: en los próximos números de a se difundirán nuevas bibliografías razonadas que preparan los colegas de la ECF. Si se desea, se pueden consultar ya en la web del congreso, cuya dirección aparece más arriba.

Cid Guayaquil - María Cristina Aguire





Invitación


El Centro de Investigación y Docencia (CID) de la NEL-Guayaquil invita a la conferencia "El objeto a en la obra de Jacques Lacan: un recorrido", a cargo de María Cristina Aguirre, docente del INES en la sede Miami y miembro de la NLS.


Fecha: viernes 31 de agosto
Hora: 18h00
Lugar: Local de la sede, Peatonal 617 B y Bálsamos, entre Las Mojas y Ficus, diagonal al Teatro del Ángel.

23 de agosto de 2007

Estamira


Cine y Psicoanálisis, proyección y debate.

Viernes 24/8/07 19hs , entrada libre. Sarmiento 2210 2º piso - Bs.As.

Participan: Marcela Antelo, Escuela Brasilera de Psicoanálisis, Diana Chorne, Osvaldo Delgado, Mario Goldenberg

Coordina: Ana Meyer.

Organización: Andrea Lemelson y Silvia Pino.

Estamira ( Brasil - 2005) trailer:
http://www.estamira.com.br/
sinopsis: Estamira, producción brasileña dirigida por Marcos Prado. Estamira es una mujer de 63 años que padece esquizofrenia y vive hace 20 años en un gran basural en las afueras de Rio de Janeiro, a pesar de vivir acosada por numerosos fantasmas interiores, Estamira se las arregla para armar su propio mundo rechazando la supremacia de cualquier Dios “Yo soy Estamira, nadie puede vivir sin mi” grita a todo pulmón. La fotografia es notable alternando el blanco y negro y el color, la música es igualmente sobresaliente.

Dirección: Marcos Prado

Categoría: Documental

Año de producción: 2005
Guión: Marcos Prado
Producción: Marcos Prado, José Padilha
Fotografía: Marcos Prado
Edición: Tuco
Música: Décio Rocha
Sonido: Leandro Lima

Auspicios:
Departamento de Psicoanálisis y Filosofía , CICBA
Psicoanálisis Freud I , UBA.
Práctica Profesional, Hospital de día y problemáticas clínicas contemporáneas, UBA.
Práctica Profesional, Clínica de niños y adolescentes "Las formaciones del síntoma", UBA.



Otra vez el padre
Cinco momentos en la obra de Lacan y sus resonancias en la clínica
Adela Fryd


Otra vez el padre, sí. Adela Fryd sabe de qué habla cuando, al referirse a la clínica freudiana, afirma que suele ir "más allá de su conceptualización", así como sabe de qué habla cuando anota lo que su clínica le dicta confiada en la orientación del psicoanálisis que practica.
Otra vez el padre, porque la repetición no se repite (lo muestra el toro del deseo y las vueltas de la demanda), lo que no deja de sorprender a quienes entienden de golpe que más bien altera el discurrir de su rutina. Porque la clínica muestra bien lo que Lacan llamó un saber en fracaso (nada que ver con un fracaso del saber), porque ese saber con sus tropiezos avanza según la salida que conviene a cada uno.
Basta seguir la secuencia de casos clínicos de este libro para saber que Adela Fryd entendió ese comentario de Lacan que dice que el saber vale lo que cuesta, que es costoso (beau-coût) porque uno tiene que arriesgar, porque es más fácil adquirirlo como valor de cambio que gozarlo en su valor de uso.
El lector descubrirá con sorpresa un nombre: Truman Capote. Y una lección: lo que enseña la decidida persistencia de una práctica que, lejos de cualquier inspiración, expone las razones de sus logros.
Germán García


Reseña de la noche del Comite de acción - EOL


Reseña del miércoles 15 de agosto sobre el objeto a en la experiencia analítica. Congreso AMP 2008

Continuando con la serie de reuniones que viene abordando el tema, se presentaron los siguientes textos del Scilicet: Afectos (Leonardo Gorostiza), Pérdida (Nora Silvestri), Separación (Diana Wolodarsky) y Duelo (Florencia Dassen). La coordinación estuvo a cargo de Silvia Salman. La interlocución la realizó Adriana Rubinstein quien comenzó mencionando lo que a su parecer, ponían en juego los cuatro trabajos: “la necesidad de producir un cambio en la relación del sujeto con el goce por la vía de una extracción, de una separación, de un cambio en la operatoria del objeto a y la pregunta de cómo hacerlo, tanto desde la interpretación como desde la posición en la transferencia. Y los escollos en este camino”.
El trabajo de Leonardo ubicó los afectos diferenciándolos de las emociones. Lacan sostuvo la inadecuación radical del ser hablante, de su cuerpo, con el mundo. La inadecuación entre la cosa y el afecto. Lo que resumiría finalmente en su axioma no hay relación sexual. Inicialmente concebidos como efectos del significante en el cuerpo (un cuerpo “afectado” de inconciente), luego los caracterizaría como efectos de goce del significante sobre el cuerpo.
Señaló a la angustia como el afecto central de la experiencia analítica, el que no engaña, el que sí es señal de lo real. No hay sujeto sin angustia y el cuerpo del que se trata está afectado por el significante y el goce singular así producido. Siendo entonces una cuestión de sujeto y de goce, lejos de ser considerados en una perspectiva bio o psicofisiológica, los afectos deben ser incluidos en el apartado de la ética: remiten siempre a una elección o a un juicio del cual el sujeto es responsable.
El trabajo de Nora sobre pérdida, ubicó una relación entre ésta y tres dimensiones del objeto a: resto recortado del cuerpo, plus de goce y causa de deseo. La función de corte le permitió a Lacan separar un resto no significable. Señaló a la angustia como una referencia crucial para el análisis que es necesario dosificar para poder conjugar al sujeto con lo real y que el objeto parcial como condensador de goce, por la angustia producida por el análisis, puede pasar a ser objeto causa de deseo.
Con el testimonio de Xavier Esqué, ejemplificó un modo de intervención y los movimientos de la Transferencia. Intervención por el equívoco del nombre propio ( de “es que” a “sé que”) que puso al saber en el lugar de la causa y no como atribución al Otro y el objeto mirada por vía de la separación, dejó de ser soporte para operar como causa de deseo.
Adriana comentó a este pasaje de la fijación a la causa, como algo interesante para pensar y a la vez, en sus dificultades prácticas. Recordó lo planteado por Freud sobre la desplazabilidad de la pulsión y diferenció lo real del goce de la fijación de goce.
Diana planteó respecto a la separación, que en relación a la experiencia analítica los términos que deben separarse son significante y goce ya que conllevan dos modos diferentes de gozar del inconciente y que separar el efecto de sentido y de goce permite que un sujeto pueda soltar el objeto que lo ata a su fantasma. Lo ilustró con una viñeta clínica, donde al intervenir haciendo resonar la equivocación homofónica, logró producir el efecto de risa del sujeto, permitiendo separar el Ideal desde donde el sujeto se veía, de su posición de objeto de goce en el fantasma materno.
Florencia en su exposición sobre el duelo, planteó que el destino de un análisis también se juega en función de hasta dónde el objeto en juego soporta la pregunta por lo real del duelo y no sólo por su verdad. Y cómo en cierto momento de la dirección de la cura cobra valor el recorte de la ausencia como objeto. Retomó su testimonio subrayando una nueva vuelta de su análisis donde a partir de un proceso de duelo, la interpretación del analista tuvo valor oracular, resonó en el cuerpo cavando un vacío que produjo una pérdida de goce, abriendo el camino de la separación hasta entonces rechazada.
Adriana retomó la pregunta de Diana sobre cómo es que los significantes tienen efectos sobre el cuerpo. Los ejemplos de interpretación por la equivocación u oracular indican que no es el equívoco de cualquier modo sino con una orientación y desde un lugar en la transferencia. Se preguntó si son las únicas formas de producir resonancia.
En la conversación posterior se mencionó al malhumor como toque de lo real, de algo allí que no encaja; sobre la diferencia entre la hipomanía o falso entusiasmo y el “verdadero” que surgiría luego del franqueamiento de la angustia. Sobre la ira y otros afectos en el duelo, debido a la dificultad de establecer una mediación con el Otro por estar anulada la función separadora del objeto; se trataría de apuntar a que el objeto como obstáculo aparezca.
A la dimensión poética de la intervención analítica y a la angustia como corte.
Para concluir, diría que se trata de un tema que no se deja aprehender fácilmente, pero que al ir decantando en “lo que no se sabe” nos va causando al trabajo.

Estela Schussler.


22 de agosto de 2007

http://iuna.edu.ar/departamentos/multimedia/extension/sitio_jornadas/


"SEGUNDAS JORNADAS UNIVERSITARIAS DE ARTE MULTIMEDIAL"

Encuentro académico de Facultades Latinoamericanas dedicadas a la enseñanza del Arte Multimedial.
Con la participacion de profesores, alumnos e invitados de Brasil, Chile,Uruguay y Argentina.
21 Y 22 DE AGOSTO
- Centro Cultural Recoleta -Buenos Aires - Argentina
Organizan:Universidad del Pacífico (Chile)Universidad Maimónides (Argentina)I.U.N.A Artes Multimediales (Argentina)


Miércoles 22 de agosto:
Tecnología y malestar subjetivo
Marcela Antelo
¿Existe otra vía más allá de la condena del presente y del optimismo ingenuo frente a la extensión tecnológica? ¿Queé ha hecho la tecnología de nosotros se preguntaba Gunther Anders en tiempos de la segunda guerra? Junto con el ascenso del objeto al cenit de la civilización, el carácter eminentemente objetal de la experiencia contemporánea, impone la reflexión sobre el sujeto que esta constelación genera. Nos proponemos analizar el exceso que llamamos goce que inunda las relaciones del hombre con lo que produce. Un más allá del principio del placer y de la utilidad. Ese exceso genera el malestar que nos interesa identificar: la inconsistencia del dominio que el love affaire con el progreso hizo fantasiar.¿Existe una posibilidad de resistencia ética a la animación impuesta por el mercado del consumo, al sex appeal del gadget, monarca de la civilización actual?. Frente al imperativo universalizante de la ciencia aplicada, el síntoma singular que se establece con los objetos tecnocientíficos nos permite reformular el antiguo problema del dominio técnico de la naturaleza como el problema político dominante del despotismo de lo útil. ¿Prometeos avergonzados? ¿Faustos cínicos? El nombre que nos cabe debe ser elucidado.

Cid Lima - Ernesto Sinatra



21 de agosto de 2007

Nel Bogotá - Soul Latino



Nueva Escuela Lacaniana
Actividades de la Biblioteca del Campo Freudiano

Tertulia sobre Arte y psicoanálsis

Invitada

SALLY STATION
Compositora e intérprete


Tema

SOUL LATINO


Música en vivo y conversación

23 de agosto
7:00 p.m.


carrera 11b # 99-54, of. 602
teléfono, 611-3511


20 de agosto de 2007

Entrevista de Judith Miller para Revista O GLOBO




Entrevista de Judith Miller para Revista O GLOBO- Jornal O GLOBO- Rio de Janeiro - Brasil *
Coordenação: Gisèle Gonin pela comissão de divulgação e imprensa do 3 Encontro Americano

*Matéria extraída da Revista O Globo .Ano 3 n. 158 . 5 de agosto de 2007
Isabel de Luca editora da revista O Globo
.

Divã ‘Express’
Por Isabela Caban

Dois anos antes de sua morte, em 1937, o inventor da psicanálise , Sigmund Freud, já idoso e doente, demonstrou no ensaio “Análise terminável e interminável” a preocupação com a longa duração do tratamento das doenças mentais. (...)
No acelerado século XXI, eis que surge um movimento da Associação Mundial da Psicanálise, de orientação lacaniana, com questões semeadas naqueles textos e que ganham força nos dias de hoje. Em meio a tantas alternativas de terapias breves, psicanalistas encaram o desafio de modificar a ligação da psicanálise a algo lento e caro e mostrar que o tratamento pode ser curto e surtir efeito, sim.
Foram criados há quatro anos na França, berço de Jacques Lacan, o grande leitor de Freud, centros de tratamento gratuito com quatro meses de duração. A boa notícia para quem foge do divã pelos motivos citados acima é que eles já desembarcaram por aqui, em consultórios instalados no Rio, em Belo Horizonte e na Bahia.
Psicanalistas brasileiros iniciaram as pesquisas em torno do tema logo após a inauguração do primeiro CPTC (Centre Psychanalytique de Consultations et de Traitement), fundado por Jacques-Alain Miller, difusor e genro de Lacan, em Paris. Na prática, desde o início do ano, alguns profissionais brasileiros atendem com a nova proposta. Neste fim de semana, o XV Encontro Internacional e III Encontro Americano do Campo Freudiano, que acontece em Belo Horizonte com a presença de Judith Miller, filha de Lacan e espécie de madrinha dos novos centros, discutirá os (bons) resultados.
-A preocupação é não deixar a psicanálise à margem do que acontece na contemporaneidade. Será que ela pode responder às urgências da nossa época? Os primeiros meses de tratamento são fundamentais, porque é quando o paciente faz uma pausa para pensar nas suas queixas e vê seus problemas acolhidos, o que produz alívio. Portanto, quatro meses podem ter ótimo efeito – diz Heloisa Caldas, diretora da Escola Brasileira de Psicanálise no Rio.
As urgências mais comuns do nosso tempo, segundo os psicanalistas, são depressão, distúrbios alimentares, crianças hiperativas e angústias causadas por desemprego ou excesso de trabalho. É o perfil da maioria dos pacientes que batem à porta desses centros, espalhados também por Espanha, Itália, Bélgica e Argentina.
Na França, 1,9 mil de pessoas já receberam o tratamento gratuito e de curta duração nos nove consultórios montados. No Brasil a última novidade foi à abertura de um novo centro chamado
a-tempo, há um mês, na capital mineira. No Rio, esses espaços ganharam um caráter social, com os centros Digaí Maré, na favela da Maré, e Clac, em Botafogo, que atende a comunidade do Morra Santa Marta – uma forma de reagir ás críticas de que a psicanálise é elitista. Duzentas pessoas deitam no divã dos dois centros no momento.
-O fundamento: análise para todos. E o tempo pode ser prorrogado para até oito meses, dependendo do caso. Mas mesmo em períodos curtos é a psicanálise engajada com seus princípios, só que em menos tempo. Ou seja, o método é fazer o analisando falar, sempre interrogando e tratando as particularidades de cada um – esclarece Elisa Alvarenga, presidente da Escola Brasileira de Psicanálise, ressaltando as diferenças da psicanálise para as terapias breves.
Seria início do fim da tradicional psicanálise a longo prazo? De jeito nenhum, garantem os psicanalistas. Os novos centros representam pesquisa clínica, instrumento adorado pela psicanálise, que nasceu de um incansável pesquisador, Freud.
-O grande objetivo desse trabalho é fazer com que as pessoas saibam que na hora que a corda apertar, elas podem recorrer e, assim, valorizar a psicanálise- finaliza Heloisa Caldas.

Reflexões psicanalíticas
Com a filha de Lacan

Seu pai é Jacques Lacan e seu marido, Jacques-Alain Miller, o criador dos cen­tros psicanalíticos com tratamentos de curto prazo. A francesa Judith Miller, presidente da Fundação do Campo Freudiano, cresceu e vive até hoje cercada pela psicanálise. Antes de em­barcar para o Brasil para o congresso que acontece neste fim de semana em Belo Horizonte, ela conversou por email com a “Revista O GLOBO”.

O que a senhora acha da iniciativa brasileira de seguir o exemplo dos analistas lacanianos franceses que atendem pessoas em situações de emergência, em um tratamento de curto prazo?

JUDITH MILLER: Com direção do psica­nalista Hugo Freda, o Centro Psica­nalítico de Consulta e Tratamento vem dando provas do seu valor. Demons­tramos que todo cidadão pode exercer seu direito de tomar conhecimento da dimensão do seu inconsciente. Desse modo, ele tem a possibilidade de se aliviar de alguns sofrimentos e de sair do impasse no qual se via acuado. Eu só posso me alegrar com o fato de os colegas brasileiros declararem seu de­sejo de pôr em prática essa idéia.

De que outras maneiras a psicanálise pode ajudar, já que apenas poucas pessoas podem pagar por um tratamento desse tipo?

JUDITH: Quando a psicanálise se aplica à terapêutica, ela não é uma ortopedia. Freud sempre o disse, e, depois dele, Lacan. Aplicada à terapêutica, a psi­canálise permite àquele que se dirige a um psicanalista encontrar outras so­luções diferentes daquela constituída pelos sintomas de que padece. A psi­canálise não se propõe a “ajudar”, como vocês dizem. E hoje, um século depois de publicada a “Interpretação dos so­nhos”, ela está em condições de fazer reconhecer o direito de cada um de se inscrever no laço social particular.

A senhora acredita que a modernização da linguagem freudiana feita por Lacan permitiu o progresso da psicanálise tratar das novas doenças psíquicas como a depressão e os distúrbios alimentares, duas das mais encontradas entre os brasileiros?

JUDITH: Jacques Lacan não “moderni­zou” a linguagem freudiana. lnicialmente­, ele leu Freud e restabeleceu o fio condutor da disciplina da qual Freud é o inventor. Não se deixem enganar. A anorexia, a bulimia e a depressão não são “novas doenças psíquicas”! Os la­boratórios fabricam antidepressivos. Alguns deles gostariam de nos con­vencer dos benefícios dessas drogas no enfrentamento desse novo mal. E mais responsável estarmos suficientemente formados a fim de podermos distinguir de qual estrutura decorre um sujeito deprimido, um sujeito anoréxico ou um sujeito bulímico para, então, intervir­mos de modo conseqüente. Essa es­trutura com freqüência é psicótica, mas nem sempre. Também é verdade que a psicose é cada vez mais freqüente, não apenas no Brasil.

Para a senhora, quais são as contribuições mais importantes da escola lacaniana para a clínica psicanalítica?

JUDITH: Jacques Lacan deu amplidão à clínica psicanalítica das psicoses. Ele nunca recuou diante dessa clínica, desde sua tese em psiquiatria, em 1932. Todo o seu ensino visa a cir­cunscrever essa clínica cada vez mais e articular suas lições. Os que seguem seu ensino continuam nessa via, tão indispensável quanto apaixonante e decisiva.
______________________________________________________________________________________

Gisèle Gonin
Comissão de divulgação e imprensa do 3 Encontro Americano.
_______________________________________________________________________________________

Nossos agradecimentos especiais a Judith Miller, Isabel de Luca editora da revista O Globo e
aos nossos colegas: Gisèle Gonin, Cristiana Pittella, Angela Batista, Elisa Alvarenga, Heloisa Caldas, Sergio Laia, Romildo do Rego Barros, Marcus André Vieira, Manoel Barros da Motta, Vera Avellar Ribeiro, Elza Marques Lisboa de Freitas, Maria Angela Maia, Simone Souto, Ana Lúcia Lutterbach .

NEL- Lima

Lima





En nombre de la NEL-Lima queremos agradecer a los colegas que, desde los más diversos lugares, nos han hecho llegar sus mensajes de apoyo y solidaridad. Han sido abundantes y afectuosos y, sin duda alguna, nos han reconfortado.

Los miembros de la sede todos, incluyendo los asociados, alumnos y sus familiares, se encuentran bien. La sede de Lima sigue en pie y a la expectativa, esperando el momento oportuno para intervenir en los acontecimientos del modo apropiado.

Los saluda, muy cordialmente,


Marita Hamann Directora NEL - Lima









María Hortensia Cárdenas Presidenta - NEL


19 de agosto de 2007

Niño y familia: Nuevas modalidades del vínculo, nuevos retos


SEMINARIO


Niño y familia: Nuevas modalidades del vínculo, nuevos retos

Con el auspicio del Cid de la Nel Bogotá

Porque analizar los efectos de las transformaciones actuales en el ámbito familiar para adoptar una posición crítica frente a esta problemática,es ir adelante en el tiempo .
18 de agosto de 2007.

Presentación

El presente seminario pretende ser un aporte a la reflexión de los efectos de las transformaciones actuales en el ámbito familiar partiendo de nociones y conceptos fundamentales del psicoanálisis, de manera que su ética y forma de concebir al sujeto orienten la labor y el trabajo de quienes tienen que vérsela con el padecimiento del niño y del adolescente hoy. Se trata de considerar nuevos elementos para entender el malestar contemporáneo y las maneras en que toma forma en nuestra sociedad, rescatando la dimensión subjetiva del ser que sufre. Esta dimensión ha sido cada vez menos considerada por los discursos masificantes y clasificatorios que no dan lugar a la particularidad y que proponen en coherencia salidas del mismo orden. La ética psicoanalítica, por el contrario pretende rescatar esta particularidad a fin de promover la construcción de salidas propias en las cuales el sujeto participe activamente.











III Jornadas de la Red Asistencial



17 de agosto de 2007

XVI Jornadas Nacionales de Carteles - Alta Gracia - Córdoba

















Clikear imagen para ampliar

La lettre en ligne n° 39 - juillet 2007




Philippe La Sagna
La lettre en ligne n° 39 - juillet 2007


1
La Lettre en ligne (LEL) :


Vous indiquez dans l’un de vos éditoriaux de la Lettre en ligne (LEL 33), que le citoyen vient aujourd’hui au-devant de la scène, grâce notamment à Internet, aux blogs etc., chacun pouvant ainsi parfaire la construction de soi et devenir visible. A l’inverse, le réel mis en jeu dans une analyse peut selon vous produire un autre sujet qui ait une chance d’échapper au « quelconque » et à « l’universel facile » de cette visibilité. Comment, selon vous, s’articulent ces deux faces de la subjectivité moderne ? You Tube est-il tentative d’échapper au quelconque ou au contraire, dissolution dans celui-ci ? Que serait un « universel difficile » ?


Philippe La Sagna (PL) : Oui, en effet, aujourd’hui tout un chacun peut devenir visible, se faire entendre aussi, sans nécessairement passer par un groupe ou un collectif. A contrario chacun est invité à se présenter dans le cyberspace avec son groupe ou sa tribu et c’est ce que réalise My space. Dans le texte que vous évoquez, dans votre dernière question, la troisième, Fukuyama reprend la thèse classique que le protestantisme a fondé l’identité du sujet moderne par le biais d’une identité interne et invisible qui succède historiquement à une identité externe, dépendante du rôle social et donc visible.
Aujourd’hui on achève un peu ce qui a commencé avec les Lumières. À partir du XVIIIème, il y a une continuité qui se dessine entre l’interne invisible et l’externe. Le plus intime peut-être devient le plus extime, c’est d’ailleurs à ce moment historique que naît l’espace de l’intime social. L’intime moderne, invisible, qu’aurait inventé Luther, signifie que le fondement de soi n’est pas une image, ce qui s’affirme toujours plus aujourd’hui où nous vivons dans une débauche d’images. Cela a été très bien perçu déjà par le film qui montrait, dans un futur proche, des gens qui s’assuraient de leur réalité humaine, c’est-à-dire de ce qu’ils n’étaient pas des androïdes, par le fait de posséder des photos de famille. En réalité ils se trompaient !
Freud faisait des masses un sujet peu différent de l’individu. L’histoire des peuples qui fonde en partie leur identité est proche pour lui des souvenirs d’enfance. Freud ne s’attarde pas trop là-dessus, mais il souligne que les peuples procèdent un peu comme les enfants. Pour lui ce qui fait, ce qui constitue, ce qu’il appelle la masse, c’est un objet, un objet investi par la libido de chacun de ses membres. Cet objet prend pour le sujet la place de l’idéal. Ce passage de l’idéal à l’objet sera repris d’une manière très originale par Lacan qui assignera à l’analyse la fonction d’accentuer ce mouvement. Mais pour finir Lacan proposera une chute, une déprise de cette identification du sujet à l’objet. L’universel facile pour la psychanalyse c’est de fonder l’identité du sujet, ou d’un peuple, sur des contes pour enfants, qui peuvent tourner mal chez l’adulte. L’universel difficile, ce sont des termes innovants proposés par J.-C. Milner que l’on peut exporter, c’est de se séparer de l’objet qui n’a pas d’image et qui donne assise au sujet. Les images multiples viennent occuper et coloniser cet espace de l’objet intime en nous voilant l’objet secret qui nous retient par des fils invisibles. Nous avons l’occasion d’étudier cela dans l’AMP en 2007 et en 2008.

2
LEL : A la fin de « Fonction et champ de la parole et du langage », Lacan nous invitait à « rejoindre la subjectivité de notre époque ». Comment entendre cette proposition aujourd’hui ?


PL : Aujourd’hui le vrai fond de notre identité c’est en quelque sorte plutôt l’Unheimlich que l’heimlich. C’est là que se trouve la maison du sujet moderne, là où s’efface le familier. Au début des années 50 Lacan situait la subjectivité de son époque à travers l’action médiatrice de la psychanalyse entre « l’homme du souci et le sujet du savoir absolu ». Lacan calculait toujours son adresse, à ce moment-là il parlait à ses collègues, marqués par Hegel et Heidegger. Il est presqu’en retrait d’une certaine façon dans ce texte, sur son affirmation plus radicale, dans son article précédent sur le temps logique, qui posait le « collectif comme le sujet de l’individuel ». Ce qui peut se traduire par le fait qu’un sujet apparaît là où plusieurs individus s’articulent entre eux, soit que le « social » précède le sujet. Pour le dire autrement, que l’effet de discours prime logiquement sur l’effet de sujet.
Lors de la formidable
Rencontre PIPOL 3, organisée par Judith Miller, qui vient de s’achever à Paris, nous avons pu vérifier la valeur de ces effets de discours, de la « prise directe sur le social » au niveau des nombreux centres de consultations et de traitement en France et en Europe. La clinique de ces CPCT témoigne plus de ces effets de discours que des effets de sujet au sens classique. À la rentrée nous pourrons mieux saisir cette articulation des effets de discours avec les effets du sujet supposé savoir, lors des Journées d’études de l’ECF, le 6 et le 7 octobre, à Paris.
La deuxième moitié du XXème siècle a été marqué par, disons-le vite, l’acting-out démonstratif et le refoulement, avec en tiers la culpabilité et le conflit interne. Le XXIème siècle semble plus lié au couple inhibition/des-inhibition et au passage à l’acte, avec la honte, cette fois, en tiers terme.
La journée récente du CERCLE UFORCA, qui réunissait les Sections cliniques, a montré ce moment essentiel dans la clinique en mettant à l’ordre du jour les « Variétés de l’humeur ».
Certains aujourd’hui rejettent par l’usage de la terreur notre plus-de-jouir moderne. On dit souvent qu’ils agissent par nostalgie du passé, mais peut-être est-ce plutôt, chez des sujets, la marque d’une inhibition à imaginer ou à inventer un autre avenir que celui de la seule marchandise, tout en le souhaitant, au moment même où l’utopie sociale du marxisme décourage l’imagination par son échec historique. Dans son texte, « Fonction et Champ de la parole et du langage en psychanalyse », Lacan souligne le lien du sujet comme terme de la structure avec une malédiction sans parole où il s’affirme comme sujet contre le sens, sens où il s’évanouit. L’échange, la communication de tout avec tout, Lacan avait su mettre en parallèle de façon provocante à Bordeaux il y a 40 ans ce lien de la civilisation et de l’égout au niveau du communiquant, créent ainsi un appétit du sujet pour la différence singulière, appétit qui ouvre parfois hélas la porte à la destruction. Lacan, lui, attendait, la même année, un discours sans parole et sans malédiction, qui puisse inventer du nouveau, sans aucune nécessité d’apocalypse. Qui puisse aussi user de l’imaginaire pour produire du signifiant, comme l’a montré Jacques-Alain Miller dans son Cours. C’est là aussi la tâche pratique qui s’annonce pour les psychanalystes, c’est-à-dire aussi bien pour les humains modernes !

3
LEL : Dans un article récent paru dans la revue Prospect sous le titre « Identity and migration», Francis Fukuyama soutient que la politique identitaire moderne jaillirait d’un trou dans la théorie politique qui sous-tend les démocraties libérales, trou constitué par le silence du libéralisme au sujet de la place et de la signification des groupes. La politique identitaire moderne tournerait autour de la demande de reconnaissance d’identités de groupe, seules à même désormais de répondre à la question « Qui suis-je ? ». Il conclut que si les sociétés post-modernes, à l’identité collective faible, ne parviennent pas à mettre en évidence les vertus positives qui définissent ce que signifie être membre d’une société, elles risquent d’être débordées par ceux qui sont plus sûrs de ce qu’ils sont. Qu’en pensez-vous ?


PL : Fukuyama est justement un auteur apocalyptique. Cela fait son succès. C’est toujours rassurant de penser que les histoires ont une fin, voire un fin mot que cet auteur feint de détenir pour nous.
Le sujet perd-il son identité en migrant ? C’est là le centre des arguments de votre auteur qui pense que oui. Pourtant on ne se pose la question de son identité qu’au moment où elle change. Qu’elle change ne veut pas dire qu’elle soit menacée, car son noyau est devenir ! Nous sommes tous des migrants par exemple au niveau du temps. Le nouveau siècle est un autre pays pour tout le monde, et ceux qui ont su déjà partir ailleurs, émigrer, seront sans doute ici, dans ce temps, les meilleurs guides. La psychanalyse ainsi permet à sa façon de « partir de soi pour aller vers soi », ce qui est la réalisation d’une idée ancienne !
Ce qu’il y a d’inquiétant parfois c’est l’idée religieuse, si elle signifie par exemple qu’un seul Dieu suppose un seul sujet, car Dieu serait le savoir, le sujet et l’Autre à la fois.
Fukuyama, dans l’article que vous évoquez, pense que tout le monde veut répondre à la question « who are we ? » Alors qu’au fond depuis très longtemps la question est, non pas qui sommes-nous ? mais : qui suis-je ou qui est je ? Y compris pour un vrai peuple, soit un peuple qui se pense comme sujet. Cette question n’est et ne devient sérieuse qu’en demandant à l’autre : qui est tu ? Mais ce tu ce n’est pas l’autre, mais bien un Autre qui n’existe pas ; ce qui n’interdit pas de lui poser des questions. Le sujet dont on croyait se débarrasser au siècle précédent revient aujourd’hui à la mode de partout, avec Lacan du reste !
C’est souvent pour éviter ce « tu » radical adressé à l’Autre et au désir qu’on nous fait croire que l’identité du sujet est produite par la communauté. On fait croire à une communauté d’avant le sujet pour éviter de penser quel est le sujet de la communauté que Lacan saisit, lui, dans le lien social. L’identité du sujet naît dans l’Autre, ou dans l’absence de l’Autre, soit dans et à travers un acte où plusieurs calculent et décident. C’est là où l’inconscient c’est le social et c’est la politique, en rassemblant deux mots de Lacan, qu’a fait valoir Jacques-Alain Miller. Et cette marque que le sujet déchiffre pour s’identifier, la sienne, suppose que, dans ce calcul, l’un des présents, l’un des trois qui font ce « plusieurs », vaille : a. L’objet a, soit ici la non identité incarnée, est l’envers nécessaire du signifiant maitre qui sert de représentant du sujet, plus que son opposé. Cet envers est donc aussi ce qui permet que surgisse un moi et un autre. De ce couple, qu’on peut situer par S1 et S2 va surgir, s’il se noue avec le a comme tiers, un je identifié par sa décision, par son acte et non par son être.
Ensuite on pourra faire de ces trois, et plus, si on veut qu’ils consistent, une communauté, souvent, hélas, pour ignorer la logique collective qui précède le sujet. C’est une autre histoire…
Les Anglo-saxons ne voient par contre, dans leur idée du choc des civilisations, qu’affrontement binaire entre « identité » orientale et « non identité » occidentale.
Ils oublient surtout que les religions du livre sont trois et que le livre premier est celui d’un peuple qui n’a pas choisi, justement, la voie religieuse, mais qui a inventé, par contre, l’idée que l’identité n’est pas une donnée héritée mais quelque chose à acquérir, par une mise en question, un devenir et surtout un savoir, un art de lire..
Le monde contemporain fait régner, lui, à l’inverse, l’idée d’une identité que l’on choisit en connaissance de cause, consommable et jetable comme un costume, du sexe au pire, car on peut évidemment « choisir » sa mort. Identité que l’on partage ensuite avec un groupe d’identifiés, identité parfois plus revendiquée qu’acquise à travers une désidentification. Cette identité revendiquée est supposée fonder le sens, quant elle est authentique, ce qui échoue toujours, bien sûr et on pourrait ajouter heureusement. Par contre celle que l’on acquiert en allant vers l’autre et ce que nous avons d’extime, dans la « migration », est
différente, plus lente et plus opaque, plus solide aussi peut-être, elle évite la tentation du rejet de l’autre et de soi-même. Lacan proposait que l’on s’identifie au symptôme, mais au symptôme qui est le reste du déchiffrage de la lecture.
Les histoires, les coutumes nationales d’une grande partie de la vieille Europe ont été, souvent, construites par des universitaires, en recyclant des lambeaux de l’histoire des vieux empires. On ne sait pas ce que la consistance des « ethnies » doit à l’université. Ceux qui ont précédé cette époque, celle du triomphe du savoir universitaire, au XIXème, n’avaient souvent, eux, que des légendes plus poétiques que ces épopées nationales, le vieil Hugo l’avait compris. Le temps des identités fixes n’a jamais existé ailleurs que dans les mauvais rêves de ceux qui veulent fixer l’identité pour l’éternité, faute de réaliser que ce qui est fixe c’est plutôt le désir qui produit comme effet l’identité en progrès, et il ne va pas sans le social !